RSS Feed

‘Lo que se ve (y se grita) al abrir la ventana’ Category

  1. ¿Ranas?

    agosto 31, 2019 by sergio

    Leyendo este delirio del Amazonas, cada vez tengo más la sensación de que no sólo se está visualizando más una manera de pensar llena de prejuicios, ignorancia y egoísmo, sino que además se incrementa el número de líderes mundiales que apoyan esas tesis y actúan en consecuencia (a mayores de lo que ya conocemos que estaba ocurriendo de depredación de recursos naturales y demás). ¿no tenéis esa sensación? Es como lo de las ranas cocidas a fuego lento, que no saltan porque no notan que se están recalentando hasta la muerte. Igual quienes pensamos que las cosas se pueden hacer de otra manera y puede que no quede tanto tiempo si no queremos irnos a la mierda tendríamos que levantar más la voz, visibilizar alternativas de vida y dejar en evidencia a esta gente. Y no rehuir las discusiones ante discursos simplones y egoístas de esos que todas sabemos…


  2. Las colillas (y el humo) contaminan

    agosto 30, 2019 by sergio

    La gente fumadora que yo conozco no tira las colillas al suelo (al menos, no en mi presencia). Yo siempre que veo a alguien hacer eso son personas a las que no conozco, pero son tantas que hacen que tenga un prejuicio hacia las personas que fuman que me hace considerarlas en general poco cívicas (eso me pasaba con las que tienen perros también, pero ya no, en esto se ha avanzado mucho). Y esto es tanto por la contaminación con humo que generan con bastante, en general, pasotismo de a quién puede o no molestar (cuando no echando el humo directamente sobre tí, aunque he de decir que en los últimos años esto apenas me ocurre ya), como por las colillas (y esto sí sigue plenamente vigente). Todo eso aparte del daño que se autoinfligen, lo cual tampoco me parece muy normal, pero sus razones tendrán y no me meto aunque nos cuesten más dinero en gasto de salud a toda la sociedad (aunque de esto último habría infinitos ejemplos más y probablemente nadie estemos a salvo de alguna práctica autodestructiva).

    https://www.equaltimes.org/las-colillas-de-cigarrillo

  3. Abolición del género binario (y cualquier otro)

    agosto 27, 2019 by sergio

    Este «palabro» significa eliminar todo lo que implica el género masculino y el femenino (género distinto de sexo, que lo de sexo no binario ya sería otro temita).

    No parece mala cosa, en aras a alcanzar una igualdad real y mayor libertad para que las personas puedan elegir su camino, que se eliminen todas las construcciones culturales y sociales que encorsetan (y nunca mejor dicho) a las personas en un género (y por lo tanto en una serie de relaciones de poder, funciones sociales y demás usos y constumbres).

    Sobre eso va este artículo: La trampa de la feminidad y las nuevas masculinidades, de Tasia Aránguez Sánchez, que merece mucho la pena leer.

    Cuando habla de nuevas masculinidades se refiere a «otras maneras de entender el género masculino distintas a la dominante o más aceptada a nivel social», o sea, que no sean el «macho tradicional», que siempre es el que acapara atención pública (y cargos), mayor control de los medios de producción familiar, se espera de él que sea el sustentador de la familia, que no asume roles de cuidador, que no exterioriza sentimientos ni debilidades, incluído el preguntar cuando se ha perdido y otras que seguro que ya se os han ido ocurriendo.

    De la parte a la crítica de la feminidad tradicional, no tengo nada que decir. Esa feminidad que implica una mujer dócil, que no quiere destacar por encima del hombre, abnegada y entregada a los cuidados, «el descanso del guerrero» y todo eso. Un ejemplo en clave cómica es lo que ocurría en el capítulo 2 de la temporada 11 de la serie Big Bang Theory, donde las parejas mujeres de dos de los protagonistas hombres les ocultan hasta qué punto están triunfando profesional y monetariamente, para tener la fiesta en paz. Posiblemente sea necesario, más que un elogio o una reafirmación de esta feminidad, el abrir lo posible la panoplia de la feminidad hasta que se diluya.

    Pero creo que, precisamente de cara a la abolición de esa distinción de género masculino y femenino, y al contrario de lo que defiende el artículo, sí es útil el trabajar las «masculinidades alternativas a la dominante» (o simplemente «masculinidades alternativas», que es como algunas personas preferimos llamar a las «nuevas masculinidades», porque en realidad no son nuevas, aunque siempre se las han tratado de ocultar u obviar frente a la dominante). Creo que puede ser útil para deconstruir y diluir ese binarismo entre masculinidad dominante y «feminidad tradicional» estirando tanto el concepto de masculinidad que pierda sentido hablar de algo que engloba tanta diversidad y que se superpondría cada vez más con esa feminidad expandida de la que hablé antes (incluso si, como se afirma en el artículo, la feminidad tradicional no fuera sino parte del constructo de masculinidad tradicional). Abrir esos abanicos hasta que vayan diluyéndose y estallando posiblemente sea la única opción para abolir el binarismo. La lucha feminista seguirá en cualquier caso siendo la clave, porque como también decía el artículo, es difícil renunciar al poder y a lo que es útil y placentero, y los espacios de mujeres que rompen con la feminidad tienen que ser cada vez mayores hasta hacerla saltar por los aires, pero yo como hombre necesito pensar caminos para mi actuación personal, y creo que precisamente personas del género masculino que se niegan a hacer uso de estructuras que prolongan ese binarismo ya están ampliando y forzando ese abanico de la masculinidad y ayudando a romperlo; ¿por qué no hablar entonces de masculinidades alternativas como parte de un proceso de «abolición de género« que, en cualquier caso, no creo que se pueda dar sin ellas?


  4. Ya puede usted rescatar

    agosto 21, 2019 by sergio

    Parece que la vicepresidenta del Gobierno de España ha dejado entrever que el Open Arms podría ser multado con casi un millón de euros porque «no tiene permiso para rescatar». Si hay una ley que diga esto, merece ser desobedecida, antes de derogarla y poner de una vez a las personas primero. Lo que no entiendo es cómo un gobierno que se autodenomina de izquierdas y socialista (y, por tanto, presumiblemente internacionalista), no ha derogado esta ley ya hace mucho tiempo.


  5. Resiliencia. Mexan por nós…

    marzo 19, 2019 by sergio

    Cóidate desas que falan moito de resiliencia como a virtude do futuro (do presente). Ultimamente véndennos o adaptarse “porque non queda outra” como algo desexable (mirade o de adolestreinta), como o ideal da «persoa como sistema». Un ecosistema resiliente mola, porque adáptase ao que veña. Non cuestiona iso que lle fai cambiar definitivamente e nunca volver ao seu estado inicial. Mudo. Pasivo. Ideal. Xa non é buscar un mundo mellor para todas a través dunha cidadanía crítica, propositiva, participativa e con corresponsabilidade sobre o que veña (cidadanía activa), senón adaptarse ao que hai con católica resignación (cidadanía pasiva). Chegamos mesmo a unha sorte de «resiliencia moral» e vivencial. O que antes eran liñas vermellas para os nosos valores e esixencia dos nosos dereitos, ante unha situación de opresión continuada onde a clave é a supervivencia nosa e dos nosos, estamos dispostas a baixar os nosos estándares de calidade de vida e de dereitos humanos até onde sexa necesario? Como a ra á que cocen a fogo lento até que a ferven viva sen que faga nada? A esperanza de que todo cambie é un faro moi brillante que atrae demasiado a nosa atención e, ás veces, non nos facilita buscar alternativas reais ou, simplemente, revolverse e, como dicía un amigo, «buscar a fonte do problema e partirlle as pernas».

    A resiliencia, en definitiva, é consolarse como podamos de vivir neste «val de lágrimas». En galego hai un dito moi bo que resumiría o que é a resiliencia tal como nola están vendendo: “mexan por nós e temos que dicir que chove”.


  6. Cultura callejera

    abril 27, 2018 by sergio

    La conciencia no crea monstruos cuando sueña, sino cuando duerme.

    Muy aplicable a estos días… Esta es en Ourense, al lado del parque infantil tras el INGABAD, en barrio de O Couto.


  7. Egoísmo con fronteras

    septiembre 25, 2017 by sergio

    Partidos para levantar muros y justificarlos con ideas de raza y violencia (otros lo hacen, pero de forma más sutil): Front Nacional, Alternative für Deutschland, Χρυσή Αυγή, Lega Nord y muchos más dentro y fuera de Europa. Sus razones: no cabemos todas y nosotras llegamos primero, así que quedaros donde estáis u os damos unhas hostias… Por supuesto, son ciegos y sordos (demonio sordera, que dice mi padre) al hecho de que desde nuestro país hayamos contribuido (y sigamos haciéndolo) a mantener regímenes no democráticos, expoliar sus recursos y condenar a la mayoría de la población a una vida que aquí nos parecería inadmisible. Os metemos en jaulas mientras os hacemos la vida imposible, y ni se os ocurra salir!

    Algunas personas contribuyen a estos movimientos inconscientemente e irresponsablemente por su pasotismo respecto al mundo donde toca vivir y como impacta su tipo de vida, la de su sociedad y las políticas de su país al resto de las personas de ese mundo. Otras contribuyen conscientemente para ganar poder, pasta y por que «si no lo hago yo lo harán otros». La mayoría, lo hacemos por una mezcla de ambas, y en demasiadas ocasiones no nos enfrentamos a esos discursos del odio hasta que es demasiado tarde, ¿o cómo si no Hitler (y muchos otros) llegaron a donde llegaron e hicieron lo que hicieron? Es así de fuerte y de simple (como la mayoría de las grandes cosas de la vida), puro egoísmo, podríais decirlo sin tapujos ni adornos, mis fachuskis preferidos, así sabríamos a qué atenernos sin tener la posibilidad de mirar a otro lado.

    Aprovecho para compartir una canción que escribí hace muuuuuchos años y desgraciadamente no ha pasado de moda, al contrario… (me había dado vergüenza hacerla pública, pero debe de ser cierto que con la edad se va perdiendo la vergüenza…). Imaginadla con un estilo hardcore, a lo Sociedad Alkoholika

    ¿Y QUIÉN ES LA ESCORIA?

    Nuestra vida alegre siempre alguien la paga
    y toda la escoria
    ¿quién crees que la guarda?

    En el Sur hay rebaños humanos
    malviviendo entre tus despojos
    Para vivir bien les robamos
    el foso se abre, el Norte echa el cerrojo

    Pero tú, también tienes tú la culpa
    es fácil vivir bien, pobrecitos en la tele
    También es fácil cantar, pero al menos
    a la luz todo sale, la basura se remueve

    …. y si no te gusta el olor, ¡opérate la nariz!

    El Norte es como una gran máquina
    Que engulle la tierra
    devuelve despojos
    produce miseria.

    Y después todo se arregla
    Con alambradas y muros
    Con Estrechos y fronteras
    En pateras y desnudos.

    Pero tú, también tienes tú la culpa
    es fácil vivir bien, pobrecitos en la tele
    También es fácil cantar, pero al menos
    a la luz todo sale, la basura se remueve

    … y si no te gusta el olor, apaga el televisor!

     

     

     


  8. Cultura callejera: que non che coma a lingua o gato

    septiembre 20, 2017 by sergio

    Me encontré con esta pintada («que no te coma la lengua el gato») en la zona de la Calle Doctor Flemming en Ourense, que me recordó algo sobre lo que ya escribí en su día, la importancia del ruido en tiempos de silencio… (aunque con la Ley Mordaza quieran mantener el silencio).


  9. Yo he venido de Madrid para hacer eco

    agosto 14, 2017 by sergio

    Esto que publican en eldiario.es es para esa gente que ya ha olvidado el respeto y la convivencia en el rural de cuando de niño o no tan niño vivía o veraneaba allí. O para quien directamente no sabe de qué estoy hablando porque no pudo vivirlo ni nadie se lo explicó (y encima no tiene ni sensibilidad, ni empatía, si siquiera algo de sentido común). Es para los que creen que venir de la ciudad a andar por el campo es como ir a un parque temático, haciéndose fotos con los niños subidos en las vacas, que los cierres están solo para impedir el paso al turista y es mejor dejar todo abierto, o dan voces para oír el eco en un parque natural lleno de carteles de «no hacer ruídos estridentes» (esto último lo viví yo en primera persona,y no me pude contener sin echarle la bronca al tipo,que me soltó que «el había venido de Madrid para hacer eco», y encima había saltado una valla, ignorando también la señalización, a una zona resbaladiza que protegía unas plantas de una especie endémica al borde de una cascada, que si se cae por allí el tipo se desgracia, ya le dije que no le llamé la atención porque pudiera resbalar, que lo que me daba pena era la planta). Como dice mi pareja, hay gente que parece que tanto hormigón y casas de más de dos pisos le idiotiza el cerebro.

     Y todo esto de parte un urbanita de barrio,que de campo no sabe na! Un pouco de cabeciña!!!


  10. ¿Invadirán los «arcolitos» el interior de Lugo?

    febrero 18, 2017 by sergio

    Un artículo que está dando que hablar en el mundillo forestal. Lo firma Manuel Marey, profesor en la EPS de Lugo, Doctor Ingeniero de Montes y propietario agro-forestal (y con quién compartí muchos buenos momentos en el LaboraTe de la Universidad de Santiago, parece que hace ya una eternidad…).  El artículo tiene que ver con la polémica respecto a la prohibición de plantar eucaliptos resistentes al frío (el más plantado en Galicia no aguanta a partir de cierta altitud, por eso aun no había invadido el interior gallego, pero con nuevas especies se puede superar esta barrera climática). Aquí algo más de info sobre el frente lucense contra la prohibición de eucalipto.

    Manolo se posiciona claramente, para bien o para mal no puede separar su formación académica de su realidad de propietario agroforestal. Yo, que hace tiempo que veo el mundo forestal gallego «desde la barrera» (y con más preocupación que cuando estaba algo más dentro, investigando sobre gestión de montes vecinales en man común), no puedo dejar de hacer una pequeña reflexión.

    En realidad creo que Manolo tiene razón en que no se ha controlado para nada la eucaliptización brutal en otras zonas de Galicia, ignorando incluso leyes y ordenanzas. Lo de la costa (y no tan costa, solo hay que ver los alrededores de Santiago) es desolador. Hace años que todo el pino que se corta se sustituye por eucalipto. Poniéndome en el lugar de un propietario forestal (como es él) e incluso de «gestor público local», vería injusto impedir en el interior de Lugo lo que han hecho la vista gorda en otros lugares. Pero quizás sea una posición demasiado simplista como ingeniero de montes, ya que me parece más un caso de NIMBY y me falta profundidad sobre todo a la hora de proponer alternativas por ejemplo al control de monocultivo, aunque claro, no es ese el problema en el interior de Lugo (y a lo mejor no hubo tiempo y espacio en la entrevista para entrar en estos temas, probablemente se busca más la carnaza que las propuestas más complejas, que es lo que tocaría en este tema). Desgraciadamente, a corto plazo y para zonas cada vez más envejecidas, el eucalipto sigue siendo apetecible. Esto creo que es en gran parte también porque lo meten por los ojos a las personas propietarias, pero también porque a corto plazo realmente compensa a quienes tienen tierras y ya lo han interiorizado como parte de sus prácticas productivas e incluso culturales… Al final el problema de monocultivo que genera toda esta coyuntura (problema que también él pone de manifiesto), es en gran medida causado por el abandono de la administración actual a la hora de pensar y promover integralmente una visión de Galicia con un mundo rural vivo, que se piense en modelos alternativos y variados (y luego difundirlos y poner pasta para que avancen, las apuestas por un modelo, igual que las otras, si non llevan pasta detrás son brindis al sol). Lo que produce mucho a corto plazo siempre es muy visible y cala más rápido (ni siquiera necesita de promoción pública, basta que te visite el comercial de ENCE o de Monsanto); para luchar contra eso hay que apostar muy fuerte en investigación y promoción de alternativas porque, si se deja operar solo, se impondrá el cortoplacismo Y al sector forestal en Galicia se le ha dejado solo (lo único que había era ENCE y parece que seguirá, así que…). Luego claro, vienen plagas y demás, los sistemas muy homogéneos son demasiado frágiles y al final lo cortoplacista sale caro. Solo espero a ver cuando dejarán de ponerse parches como prohibiciones como esta (que no están mal si van acompañadas de otras medidas para no dejar tirada a la gente en el rural, pero si no se les condena y además se crean desequilibrios injustos en el territorio), o fumigaciones masivas a los eucaliptos…

    Entretanto, solo nos queda bailar