RSS Feed

Author Archive

  1. Sobre incendios y el abandono del rural

    noviembre 8, 2017 by sergio

    Me alegra ver posicionamientos desde la universidad en este tema…¡¡y más con viejxs conocidxs!! El abandono del rural para mí es el aspecto clave, pero como comentamos en un foro en la EPS-Lugo hace un año con Enxeñería Sen Fronteiras Galicia, profes, alumnado, investigadorxs, Sindicato Labrego Galego, asociaciones de la sociedad civil y personas de la administración, ¿al final quién quiere/puede quedarse a vivir, y sobre todo a trabajar y producir, en el rural? Yo (un urbanita de barrio para el que el rural es lo más importante, quizás lo tengo idealizado, pero tampoco creais que demasiado…) veo tres problemas grandes para esto:
    – Percepción (en general acertada, creo yo) de la dureza (y alta demanda de tiempo cautivo, o sea, que no puedes dedicarle a otras cosas) de muchos trabajos en el rural, particularmente los productivos ligados al sector primario, que probablemente serían los que más lo revitalizarían (y también a la economía gallega, California no es en absoluto solamente Sillicon Valley, alguien se lo debería comentar a estos flipaos que solo piensa en los polos tecnológicos, la aeronáutica  y el sector servicios)
    – Baja consideración social hacia quienes en realidad alimentan el mundo (y si eres mujer rural, ya ni te cuento). Y encima esa baja consideración es si cabe más honda entre muchas de las personas que se han dedicado a eso toda su vida (y que no quieren que sus hijxs se queden a trabajar ahí ni de coña).
    – Peor provisión de servicios básicos. Ojo, no estoy hablando de ocio (cines, teatros, zonas de marcha, comerciales o polideportivos), bueno, un poco también (pero hay gente en la ciudad que busca precisamente lo contrario, es cuestión de gustos). Hablo de escuelas, transporte público, servicios de salud, agua (con las recientes sequías los problemas son mayores en áreas rurales que urbanas, por qué será?), comunicaciones…

    Si le damos la vuelta a los problemas igual empezamos a vislumbrar parte de las soluciones que una política que realmente apueste por el equilibrio territorial debería empezar a plantear


  2. Egoísmo con fronteras

    septiembre 25, 2017 by sergio

    Partidos para levantar muros y justificarlos con ideas de raza y violencia (otros lo hacen, pero de forma más sutil): Front Nacional, Alternative für Deutschland, Χρυσή Αυγή, Lega Nord y muchos más dentro y fuera de Europa. Sus razones: no cabemos todas y nosotras llegamos primero, así que quedaros donde estáis u os damos unhas hostias… Por supuesto, son ciegos y sordos (demonio sordera, que dice mi padre) al hecho de que desde nuestro país hayamos contribuido (y sigamos haciéndolo) a mantener regímenes no democráticos, expoliar sus recursos y condenar a la mayoría de la población a una vida que aquí nos parecería inadmisible. Os metemos en jaulas mientras os hacemos la vida imposible, y ni se os ocurra salir!

    Algunas personas contribuyen a estos movimientos inconscientemente e irresponsablemente por su pasotismo respecto al mundo donde toca vivir y como impacta su tipo de vida, la de su sociedad y las políticas de su país al resto de las personas de ese mundo. Otras contribuyen conscientemente para ganar poder, pasta y por que “si no lo hago yo lo harán otros”. La mayoría, lo hacemos por una mezcla de ambas, y en demasiadas ocasiones no nos enfrentamos a esos discursos del odio hasta que es demasiado tarde, ¿o cómo si no Hitler (y muchos otros) llegaron a donde llegaron e hicieron lo que hicieron? Es así de fuerte y de simple (como la mayoría de las grandes cosas de la vida), puro egoísmo, podríais decirlo sin tapujos ni adornos, mis fachuskis preferidos, así sabríamos a qué atenernos sin tener la posibilidad de mirar a otro lado.

    Aprovecho para compartir una canción que escribí hace muuuuuchos años y desgraciadamente no ha pasado de moda, al contrario… (me había dado vergüenza hacerla pública, pero debe de ser cierto que con la edad se va perdiendo la vergüenza…). Imaginadla con un estilo hardcore, a lo Sociedad Alkoholika

    ¿Y QUIÉN ES LA ESCORIA?

    Nuestra vida alegre siempre alguien la paga
    y toda la escoria
    ¿quién crees que la guarda?

    En el Sur hay rebaños humanos
    malviviendo entre tus despojos
    Para vivir bien les robamos
    el foso se abre, el Norte echa el cerrojo

    Pero tú, también tienes tú la culpa
    es fácil vivir bien, pobrecitos en la tele
    También es fácil cantar, pero al menos
    a la luz todo sale, la basura se remueve

    …. y si no te gusta el olor, ¡opérate la nariz!

    El Norte es como una gran máquina
    Que engulle la tierra
    devuelve despojos
    produce miseria.

    Y después todo se arregla
    Con alambradas y muros
    Con Estrechos y fronteras
    En pateras y desnudos.

    Pero tú, también tienes tú la culpa
    es fácil vivir bien, pobrecitos en la tele
    También es fácil cantar, pero al menos
    a la luz todo sale, la basura se remueve

    … y si no te gusta el olor, apaga el televisor!

     

     

     


  3. Cultura callejera: que non che coma a lingua o gato

    septiembre 20, 2017 by sergio

    Me encontré con esta pintada (“que no te coma la lengua el gato”) en la zona de la Calle Doctor Flemming en Ourense, que me recordó algo sobre lo que ya escribí en su día, la importancia del ruido en tiempos de silencio… (aunque con la Ley Mordaza quieran mantener el silencio).


  4. De cooperantes con apellido y políticas de cooperación Joker

    septiembre 8, 2017 by sergio

    Hoy, día 8 de septiembre, se celebra en España el Día del Cooperante. Según el estatuto del cooperante (ese lenguaje inclusivo brillando por su ausencia incluso en nuestro sector…):
    1. “Son cooperantes las personas físicas mayores de edad que, a una adecuada y acreditada formación o titulación académica oficial, unen una probada experiencia profesional y tienen encomendada la ejecución de un determinado proyecto o programa en el exterior, en el marco de la cooperación internacional para el desarrollo y de la acción humanitaria. Se entenderá que tiene encomendada la ejecución de un programa o proyecto quien participe en el mismo en cualquiera de sus fases o actividades (identificación, formulación, seguimiento, asistencia técnica, evaluación u otras)”.

    Como en un montón de cosas más de esta nuestra administración pública y sus correspondientes políticas (bueno, llamarle política pública a la de cooperación al desarrollo en España, sobre todo en los últimos años, es o bien cosa de sarcasmo o directamente una burla al más puro estilo Joker, porque desde el gobierno se llenan la boca con la solidaridad Marca España y simultáneamente la están matando), no estoy de acuerdo en absoluto con esta definición. Entiendo que es importante definir un estatuto que regule la acción de estas personas, pero para mí cooperantes para el desarrollo serían todas aquellas personas que, en su país u otro, de forma retribuida o voluntaria, dedican tiempo y esfuerzos de forma consciente y organizada a colaborar con otras personas para lograr un mundo justo y solidario luchando por los derechos humanos en todo el mundo con una conciencia de ciudadanía global e igualdad de oportunidades de definir el propio desarrollo. Como veis, se trata de la versión “amplia” de la definición. Si queremos regular y visibilizar la acción de las cooperantes internacionales, hablemos entonces de Estatuto de la persona cooperante internacional, y del Día de la Cooperante Internacional.

    Cuanto más se desvincule el protagonismo de las instituciones públicas y más se vincule a la acción colectiva de la sociedad civil (a través de movimientos sociales, asociaciones vecinales, ONG o lo que se quiera, mejor democráticas, eso sí)  demandando a los gobiernos unas políticas públicas de cooperación internacional dignas y que el resto de políticas sean coherentes (si el estado saca subvenciones para promover los paneles solares en Honduras y generar gobernanza para la paz en Yemen, pero legisla en España para que se enriquezcan las grandes eléctricas donde ganan dinero cuatro amigos y promueve la venta de armas españolas, no adelantaremos nada). Esto de la coherencia de políticas es incómodo. Quizás por eso hay interés en que la definición no sea tan amplia…

    Así que, si estás en esa amplia definición, FELICIDADES!!!

     


  5. Yo he venido de Madrid para hacer eco

    agosto 14, 2017 by sergio

    Esto que publican en eldiario.es es para esa gente que ya ha olvidado el respeto y la convivencia en el rural de cuando de niño o no tan niño vivía o veraneaba allí. O para quien directamente no sabe de qué estoy hablando porque no pudo vivirlo ni nadie se lo explicó (y encima no tiene ni sensibilidad, ni empatía, si siquiera algo de sentido común). Es para los que creen que venir de la ciudad a andar por el campo es como ir a un parque temático, haciéndose fotos con los niños subidos en las vacas, que los cierres están solo para impedir el paso al turista y es mejor dejar todo abierto, o dan voces para oír el eco en un parque natural lleno de carteles de “no hacer ruídos estridentes” (esto último lo viví yo en primera persona,y no me pude contener sin echarle la bronca al tipo,que me soltó que “el había venido de Madrid para hacer eco”, y encima había saltado una valla, ignorando también la señalización, a una zona resbaladiza que protegía unas plantas de una especie endémica al borde de una cascada, que si se cae por allí el tipo se desgracia, ya le dije que no le llamé la atención porque pudiera resbalar, que lo que me daba pena era la planta). Como dice mi pareja, hay gente que parece que tanto hormigón y casas de más de dos pisos le idiotiza el cerebro.

     Y todo esto de parte un urbanita de barrio,que de campo no sabe na! Un pouco de cabeciña!!!


  6. ¡Maldita hortografía!

    junio 17, 2017 by sergio

    Estoy muy de acuerdo con Gabo en que es un “terror del ser humano desde la cuna”. También Juan Ramón Jiménez era un insumiso ortográfico. Y es que a la ortografía habría que jubilarla ya: eliminar la v o la b, solo puede quedar una; fuera h; j para sonido fuerte y g para gutural; z para za,ze,zi,zo,zu y la c para el ca,ce,ci,co,cu (fuera q y fuera k). Y seguro que se me olvidan más. Eso sí, las tildes mejor no tocarlas, que tienen su aquel…

    En realidad la ortografía actualmente creo que tiene dos usos principales:

    – Uno en decadencia, que es para estudiosxs y lingüistas, como reminiscencias de la evolución de la palabra. Es hasta interesante, pero una simplificación ortográfica no implica que tenga que desaparecer este uso (lo mismo que se inventó una letra por vagancia, también pueden desaparecer reglas retorcidas, ¿no?).

    – Otro como vía de escape para abusones intelectuales y gente con poco que hacer. Que no, que no vas a aportarle más felicidad ni mejorarle la vida a alguien que escribe “vamos haber qué pasa” por corregirle y llamarle paleto. Así que si lo que vas a decir no contribuye al bien común, ¿por qué no te callas? (como decía el otro).


  7. Poemario tech

    junio 14, 2017 by sergio

    Tecnooptimismo

    Minúsculos camiños que cifras conducen

    nada poden,

    é a cega fe

    a que prisioneiros do mundo

    nos mantén.

    Marionetas,

    convertidas en deuses,

    en zombies cansados

    e alienados

    fuxindo das persoas no medio da xente,

    do chiar sen paxaros

    para crear inxenuas revolucións.

    Mentres en vales lonxanos

    frótanse as mans

    tras estreitalas co Gran Hermano

    e tras vender as nosas vidas.

    Non é malo prestarse, só perigoso

    se non sabes como devolverte.

    A pílula vermella é amarga,

    se a tomas

    ningún lavado de estómago te salva.

    Se é gratis, tí élo produto.

    Se non o podes abrir, non e teu.

    Se non queres vivir, prefires que te vivan.

    Non hai que preocuparse,

    Bob Esponja ou Cristiano,

    eles salvarannos.

    Pero en realidade

    só magnifican a nosa ruindade

    como un espello deformante.

    Que pena!

    A liña é fina

    para pasar do malo ao peor

    e do malo ao mellor.

    Binario

    01010110 11000011 10101001 01101110 00100000 11000011 10100001 00100000 01101100 01110101 01111010 00100001

    01010011 01100001 01100101 00100000 01100100 01100001 01110011 00100000 01110100 01100101 01100010 01110010 01100001 01110011

    01100100 01101111 00100000 01110011 01101001 01101100 01101001 01100011 01101001 01101111

    Vén á luz!

    Sae das tebras

    do silicio

    Agua que no has de beber

    Agua que no has de beber

    te hará llorar

    En casa de la aguadora…

    todo son palos,

    horas y lloros.

    El agua buena es el agua huerta,

    también la del río,

    el pozo

    o la alberca.

    Como está sucia,

    en tubos la acercan.

    Quien bien te quiere

    te hará llover

    Carta a Santa Claus

    Cómprala rosa

    que es para niña

    ¡Venga peluches

    para que achuche!

    Los cochecitos,

    las muñequitas,

    las barriguitas,

    los monstruitos.

    Lego hombre araña,

    lego starwars,

    lego talego,

    lego papás.

    Una consola

    y un nuevo móvil,

    también la bici

    y más playmóbils.

    Los videojuegos

    que una vez jugaré

    y muchos libros,

    que no leeré.

    Otro portátil,

    auriculares,

    libro electrónico,

    tablet y cables.

    El Black&Decker

    para usar dos veces,

    el Smith&Wesson

    las que se tercie.

    Ya somos cuatro,

    ya no cabemos.

    ¡Un nuevo coche,

    todoterreno!

    Tengo cuarenta

    quiero la moto

    y a los cincuenta,

    yate y piloto.

    Y ya al final,

    me he dado cuenta,

    ¡Familia, amigos

    y estar de fiesta!

    Heridas en la tierra

     

    Sangre

    dorada.

    Hambre

    tapada.

    Fuego,

    que hiere.

    Tierra,

    que muere.

    Máquinas sin piedad,

    de carne y huesos,

    manejan a otras,

    de hierro y acero.

    Sangre

    negra.

    Guerra

    cierta.

    Herida,

    puñal,

    hilillos,

    metal.

    Quemar para gastar,

    gastar para gustar,

    gustar para vivir,

    vivir para matar.

    Sangre

    verde.

    Miedo y

    muerte.

    Huesos,

    sudor,

    barro,

    dolor.

    De la tierra brotan zombies malsanos,

    que pertenecen a grises mercados.

    Pétreos números sin alma ni encanto,

    que en lugar de risas solo portan llantos.

    Sangre

    azul.

    ¿Qué eres

    tú?

    Lucha,

    placer,

    vida,

    poder.

    Tú atacas, yo ataco.

    Yo sufro, tú sufres.

    Tú callas, yo callo.

    Yo muero, tú…

     


  8. Tres editoriáis que me gustan

    junio 7, 2017 by sergio

    Das tres me gusta a liña editorial sobre sustentabilidade, economía social, desenvolvemento,… (non tería días no ano para ler todo o que van sacando). Icaria é a máis veterana das tres, unha editorial de corte máis clásico, pero cunha grande calidade nos traballos que publica. Catro Ventos nasceu hai pouco e ten o, para min, interesante distintivo de pretender tocar temas de sustentabilidade en galego (como facemos dende Enxeñería Sen Fronteiras Galicia). A que vexo máis orixinal pola súa filosofía é Traficantes de Sueños, promovendo a cultura libre (que non é sinónimo de gratuita, aínda que ten moitos bos contidos gratis na súa versión dixital).


  9. ¿Invadirán los “arcolitos” el interior de Lugo?

    febrero 18, 2017 by sergio

    Un artículo que está dando que hablar en el mundillo forestal. Lo firma Manuel Marey, profesor en la EPS de Lugo, Doctor Ingeniero de Montes y propietario agro-forestal (y con quién compartí muchos buenos momentos en el LaboraTe de la Universidad de Santiago, parece que hace ya una eternidad…).  El artículo tiene que ver con la polémica respecto a la prohibición de plantar eucaliptos resistentes al frío (el más plantado en Galicia no aguanta a partir de cierta altitud, por eso aun no había invadido el interior gallego, pero con nuevas especies se puede superar esta barrera climática). Aquí algo más de info sobre el frente lucense contra la prohibición de eucalipto.

    Manolo se posiciona claramente, para bien o para mal no puede separar su formación académica de su realidad de propietario agroforestal. Yo, que hace tiempo que veo el mundo forestal gallego “desde la barrera” (y con más preocupación que cuando estaba algo más dentro, investigando sobre gestión de montes vecinales en man común), no puedo dejar de hacer una pequeña reflexión.

    En realidad creo que Manolo tiene razón en que no se ha controlado para nada la eucaliptización brutal en otras zonas de Galicia, ignorando incluso leyes y ordenanzas. Lo de la costa (y no tan costa, solo hay que ver los alrededores de Santiago) es desolador. Hace años que todo el pino que se corta se sustituye por eucalipto. Poniéndome en el lugar de un propietario forestal (como es él) e incluso de “gestor público local”, vería injusto impedir en el interior de Lugo lo que han hecho la vista gorda en otros lugares. Pero quizás sea una posición demasiado simplista como ingeniero de montes, ya que me parece más un caso de NIMBY y me falta profundidad sobre todo a la hora de proponer alternativas por ejemplo al control de monocultivo, aunque claro, no es ese el problema en el interior de Lugo (y a lo mejor no hubo tiempo y espacio en la entrevista para entrar en estos temas, probablemente se busca más la carnaza que las propuestas más complejas, que es lo que tocaría en este tema). Desgraciadamente, a corto plazo y para zonas cada vez más envejecidas, el eucalipto sigue siendo apetecible. Esto creo que es en gran parte también porque lo meten por los ojos a las personas propietarias, pero también porque a corto plazo realmente compensa a quienes tienen tierras y ya lo han interiorizado como parte de sus prácticas productivas e incluso culturales… Al final el problema de monocultivo que genera toda esta coyuntura (problema que también él pone de manifiesto), es en gran medida causado por el abandono de la administración actual a la hora de pensar y promover integralmente una visión de Galicia con un mundo rural vivo, que se piense en modelos alternativos y variados (y luego difundirlos y poner pasta para que avancen, las apuestas por un modelo, igual que las otras, si non llevan pasta detrás son brindis al sol). Lo que produce mucho a corto plazo siempre es muy visible y cala más rápido (ni siquiera necesita de promoción pública, basta que te visite el comercial de ENCE o de Monsanto); para luchar contra eso hay que apostar muy fuerte en investigación y promoción de alternativas porque, si se deja operar solo, se impondrá el cortoplacismo Y al sector forestal en Galicia se le ha dejado solo (lo único que había era ENCE y parece que seguirá, así que…). Luego claro, vienen plagas y demás, los sistemas muy homogéneos son demasiado frágiles y al final lo cortoplacista sale caro. Solo espero a ver cuando dejarán de ponerse parches como prohibiciones como esta (que no están mal si van acompañadas de otras medidas para no dejar tirada a la gente en el rural, pero si no se les condena y además se crean desequilibrios injustos en el territorio), o fumigaciones masivas a los eucaliptos…

    Entretanto, solo nos queda bailar

     


  10. Ciudades de peatones felices

    enero 8, 2017 by sergio

    Últimamente vuelve a hablarse de modelo urbanístico, aunque solo sea por culpa de la contaminación de Madrid y las medidas-parche que se están viendo obligadas a implementar. Hay críticas desde todos los lados (me llamó la atención la de quienes que defienden mayor liberalización en el modelo urbanístico) pero, parece claro que hay cierta tendencia, por lo menos en Europa, a ir restringiendo la presencia de vehículos privados en el centro de la ciudad.

    Se ha escrito mucho sobre esa moda que empezó en “los países desarrollados” de construir ciudades para los vehículos, iniciada ya antes de los años sesenta del siglo XX. Sobre el problema de modelo urbanístico de las ciudades y los valores que refleja de la sociedad que vive en ellas, Arturo Soria y Puig escribió hace más de 15 años un  esclarecedor artículo, del que me quedo con la genial metáfora de las reservas de nativos norteamericanos:

    En los años sesenta se consideró de pronto que la única con-
    tinuidad importante era la del tráfico rodado. Es más, se lle-
    gó a pensar que el movimiento peatonal era discontinuo y se
    inventaron las zonas peatonales, que son a los viandantes, lo
    que las reservas norteamericanas para los indios: dentro, que
    hagan lo que quieran, pero que no se les ocurra salir a re-
    clamar lo que antes fue suyo. Además, existiendo el coche, ¿a
    quién se le ocurre andar, como no sea para ir del estaciona-
    miento al destino del viaje? Y para tan cortas andanzas, ¿qué
    falta hace una red peatonal?

     

    Eso sí, la pérdida de espacio público para las personas es algo generalizado, y no solo en favor del vehículo privado. Tiene que ver con un modelo que promueve la creciente especialización de la sociedad, y que acaba por convertir la vida (y el hábitat) en una suerte de cadena de montaje donde prima la eficiencia y la productividad (material). En libros como el imprescindible La Ciudad de los Niños (de Francesco Tonucci) se reflexiona más profundamente sobre esto con una perspectiva de bienestar y autonomía de niños y niñas, lo que le da un doble interés (al menos para mí).

    Por eso, en lo que a cada persona respecta y como propuesta de año nuevo, me gustaría acabar proponiendo cousiñas para contribuir a una Ciudad de Peatones Felices:

    • Tratar de dejar el coche en casa en los desplazamientos en la ciudad (si se tarda un poco más no pasa nada, y hasta es muy probable que en realidad no se tarde más si se usa transporte público, bicicleta o el famoso coche de San Fernando…).
    • Presionar a las autoridades para que vayan implementando políticas de promoción de los desplazamientos limpios y la recuperación del espacio público, dentro de un modelo de ciudad para las personas.

     

    Luego hay otras iniciativas más tipo “callejero-streetfighter” (que decía Calle 13) de llevar pegatinas o panfletos contra las ocupaciones de espacios públicos (para coches mal aparcados, zonas urbanas no pensadas para peatones, etc.):