RSS Feed

De semillas agobiadas, plantas invasoras y otras hierbas para el cambio social…

1 agosto, 2013 by sergio

He sido padre por segunda vez. No sé por qué, esta vez me ha hecho ser más consciente de que el tiempo en que podía criticar el mundo que me estaban dejando “los mayores” había acabado. Ahora yo también estoy ahí, dejando un mundo (o al menos un país, que aunque no me gustan nadita estos conceptos de países y fronteras, no deja de ser una unidad de gestión a la que nos vemos constreñidos según el lugar donde hayamos nacido) a lxs niñxs de hoy que, desgraciadamente, no me parece que esté siendo mejor que el que yo disfruté, sino todo lo contrario. Y eso, a pesar de toda la vomitiva historia de Marca España que siguen empeñándose en vendernos.

En fin, que uno trata de ir sembrando semillas de cambio con las pequeñas cosas del día a día (o al menos lo que pensamos que puede hacer que la cosa vaya mejor, como la economía social, banca ética, consumo local y responsable, educación creativa «anti-rodillo», etc.). Pero, metiéndose en símiles forestales (si es que me pierden), por mucho que seamos cada vez más las personas que tratamos de sembrar esas semillas, no podrán crecer mientras las “plantas invasoras” que están ahí sigan aprovechándose de la luz, el suelo y el agua (una típica planta invasora que sufrimos en Galicia es la mimosa, a la que muchos, sin conocer sus efectos, alaban por su belleza…). Esas “plantas invasoras” son muchas, y algunas de ellas demasiado grandes y arraigadas como para erradicarlas con buenas palabras. No es casualidad que esto se publique hoy, con el circo de la comparecencia de Rajoy… No sé muy bien cual sería la manera de cambiar esto, pero seguro que un comienzo sería que alguna de esas plantas grandes fuera cayendo, y a mayores abrir algún claro eliminando hasta las más pequeñitas, a ver si las nuevas semillas pueden empezar a crecer tranquilas… Vamos, toda una lección de «silvicultura para el cambio social».

(FIN DE LA CITA)

opresion


No hay comentarios »

No comments yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *