RSS Feed
  1. Participación transformadora en proyectos de cooperación, ¿es posible?

    mayo 3, 2014 by sergio

    En un curso que estoy haciendo se ha planteado un debate sobre  qué hace falta para introducir una participación transformadora en los proyectos de cooperación (frente a una participación más “legitimadora”, menos “política”, que ha predominado tradicionalmente en la cooperación al desarrollo).
    La participación transformadora ha sido impulsada en gran medida por los movimientos sociales de carácter global que han ido adquiriendo protagonismo desde los últimos 90 y principios del siglo XXI. Esta manera de participar en mi opinión entra en una tensión casi insostenible con las herramientas tradicionales de trabajo en desarrollo, como los proyectos (que, al revés que esa transformación que es un proceso, lo que buscan son resultados finalistas). Para profundizar en esa tensión entre movimientos sociales y cooperación internacional (y las herramientas de cada ámbito), y posibles puntos de encuentro, me parece buenísima la publicación de HEGOA de Cooperación Internacional y Movimientos Sociales emancipadores: Bases para un encuentro necesario.

    Por lo pronto, las alianzas con movimientos sociales globales y el eliminar del discurso (y de las prácticas) de la cooperación al desarrollo la diferenciación Norte-Sur son un buen primer paso. También puede funcionar (aunque puede generar mucho “estrés organizacional” por ejemplo en las ONGD) el construir marcos de relación basados en el trabajo en red, donde los “proyectos tradicionales” pasen a tener un mero componente de innovación social, pilotaje y conocimiento mutuo (manejando la perspectiva más cortoplacista de los mismos impuestos por las entidades financiadoras como mejor se pueda, sin dejar de hacer incidencia en las mismas entidades para cambiar el modelo de financiación de la cooperación).

    proyectos_vs_participacion


  2. Skype en ubuntu con terminal y eliminar lanzadores de panel superior

    marzo 25, 2014 by sergio

    Tras tener que reinstalar Ubuntu 12.04 en mi ordenata por un extraño error de la partición donde estaba instalado (menos mal que la tenía separada de la partición donde tengo todos los archivos de música, datos, etc.), me quedaban dos cosillas pendientes tras apoyarme en esta recomendable entrada de qué hacer tras instalar Ubuntu 12.04 (yo sigo en modo clásico, esto de Unity no me ha convencido en absoluto):

    - instalar skype

    - eliminar lanzadores repetidos del panel superior

    -ah, y me olvidaba de dropbox


  3. El problema de la RSC en las empresas es que no suele ser ni R, ni S, ni C

    febrero 20, 2014 by sergio

    • Porque no suele servir para asumir responsabilidades ante malas prácticas y tampoco para paliarlas o erradicarlas.
    • Porque no suele servir para impulsar la finalidad social de la empresa (ni la interna, ni la externa).
    • Porque no suele permeabilizar a la empresa, sino que está aislada en un departamento (por muy “transversal” que sea), y todavía se toma como una parte más del marketing.

    El planteamiento RSC tiene que surgir de las propias raíces de la empresa, no simplemente tener un departamento.


  4. La renta básica se mueve

    febrero 8, 2014 by sergio

    Parece que hay ideas de presentar en algún ayuntamiento de Galicia la propuesta de que desde el pleno se dé apoyo a la iniciativa legislativa popular sobre renta básica que está en marcha. En la justificación de este apoyo (en línea con una corriente bastante mayoritaria entre quienes defienden la renta básica), se defiende que se pague un monto al mes de más o menos el umbral de la pobreza, que en España se calcula como el 60% de la mediana nacional de los ingresos por unidad de consumo (y sale unos 650 euros al mes). Este sistema de cálculo no me parece adecuado, me gustan más los que calculan la canasta básica media estatal (que también hay muchas formas de calcularla, pero creo que salen resultados más ajustados (y menor cuantía, creo que 650 euros como renta básica es excesivo).


  5. Tecnología para el desarrollo humano, más allá de las tecnologías apropiadas

    febrero 3, 2014 by sergio

    En canal solidario dejé un artículo que habla sobre neutralidad tecnológica y la necesidad de superar el concepto de “tecnologías apropiadas”. Estos días lo podéis ver en la portada y si no aquí

    bombas_inteligentes

    Actualización 4 de julio: con la mala noticia del cierre de Canal Solidario, aquí transcribo el artículo

    Imaginemos una actividad para la que se necesita un tipo de tecnología y como óptimo se busca que sea:

    • Fácil de encontrar o fabricar, preferiblemente que se puede hacer en la zona, fácilmente replicable o adaptable, además de barata.
    • Fácil de reparar y mantener, incluso por los propios usuarios, y resistente.
    • Culturalmente aceptable y asimilable.
    • Que supere en eficiencia y eficacia a tecnologías anteriormente empleadas para la misma actividad, y de forma que el incremento de eficacia haga que compense el aprendizaje de uso a los posibles usuarios y usuarias (y se la apropien).

    Una tecnología que cumpla estas características parece apropiada (tanto en el sentido de apropiación por quienes la vayan a usar como por ser adecuada para cubrir la necesidad para la que se va a usar). De hecho, estas son las característica más importantes de lo que se ha dado en llamar tecnologías apropiadas. Pero, desde que ese concepto se empezó a definir, a finales de los años 60 del siglo pasado, el debate sobre esta terminología ha ido generando nuevas denominaciones como el de tecnologías con rostro humano, tecnologías intermedias y otras.

    Sin embargo, en cualquiera de estas denominaciones se está poniendo en el centro a la propia tecnología (el adjetivo describe a la propia tecnología) obviando en muchas ocasiones su propósito final y por tanto despojándola de su componente ético-político. Filósofos como Marcuse o Habermas han reflexionado sobre si es posible aislar totalmente la tecnología de esa componente ético-política. Ha habido y hay intereses de neutralizar a la tecnología diciendo que “no es buena ni mala”, aunque en ocasiones se matiza que “depende de como se use”. En Ingeniería Sin Fronteras tenemos la opinión de que ese uso viene definitivamente determinado por una intencionalidad profunda de la tecnología concreta a la que nos estamos refiriendo y, sobre todo, del modelo de desarrollo en y para el que se concibe. Se da por tanto una dualidad. Por ejemplo, las armas desarrolladas en el siglo XX, tomadas aisladamente, pudieran considerarse en ciertos contextos como tecnología apropiada (e incluso que tengan una finalidad concreta que no parece ir en contra del concepto de promoción del desarrollo humano global, si se trata de protección de población civil, por ejemplo). Pero en el contexto de carrera armamentística en el que se desarrollaron, la intencionalidad profunda de las armas no parece muy en la línea de lo que se suele entender por desarrollo humano, ¿no? De ahí la tendencia “anti-armamentística” de la asociación (que ha participado activamente en campañas como No a la Investigación Militar).

    De estas reflexiones se ha ido (y continúa) construyendo el enfoque de tecnología para el desarrollo humano (TpDH), donde se toma a la tecnología como un medio para lograr un fin, teniendo siempre en cuenta esa intencionalidad profunda (con su consiguiente componente ético-político), pero sin perder de vista esa dualidad. El fin es el desarrollo humano, sea lo que sea, ya que es un concepto en permanente discusión. Lo que parece que va generando acuerdo es que ese concepto tiene que ver entre otras cosas con derechos humanos, igualdad de oportunidades, equidad, protección de personas y grupos vulnerables y acceso a servicios básicos y, algo quizás más importante, la soberanía individual y de cada pueblo y el derecho a la participación en la definición del desarrollo dada por el concepto de ciudadanía. Pero tampoco se pierde de vista la componente técnica más neutral, compartiendo para ello el concepto de tecnologías apropiadas.

    Ingeniería Sin Fronteras entiende que, por principios éticos, la tecnología debe estar al servicio del ser humano y que, para conseguir esto, es necesario enfocar su gestión desde una perspectiva de generación de conocimiento y empoderamiento. Cuestiona, por tanto, la relevancia de las tecnologías clasificadas intrínseca y únicamente como apropiadas, así como los programas de desarrollo tecnológico que no incorporan la visión y la participación del usuario final desde su propia definición (clave para ello el enfoque de fortalecimiento de capacidades y derechos), y una finalidad de desarrollo humano. De ahí la importancia de incluir este enfoque en cualquier acción de desarrollo donde se emplee tecnología en su sentido amplio (soluciones materiales y también metodológicas) y no sólo en el ámbito de la cooperación internacional (que es donde inicialmente surgió e Ingeniería Sin Fronteras lo adoptó como su rasgo de especialización casi desde su nacimiento como federación de asociaciones hace ya más de 20 años).

    ¿Por qué el enfoque TpDH es clave dentro de cualquier acción de desarrollo?

    Porque la tecnología es un hecho inherentemente humano, está presente en prácticamente cualquier actividad humana hoy en día. La introducción de nuevas tecnologías o el desarrollo de las existentes en una sociedad constituye uno de los medios para contribuir a su desarrollo, pero no de cualquier manera.

    Porque los adelantos en el desarrollo humano y la erradicación de la pobreza logrados en el siglo XX se han basado en gran medida en adelantos tecnológicos.

    Por la constatación de que, acompañando procesos de desarrollo, es posible cambiar la realidad especialmente a través de dos instrumentos, diferentes, aunque íntimamente relacionados:

    • Las acciones directas de acompañamiento de las personas y comunidades más necesitadas en la construcción de su propio desarrollo (dimensión local).
    • Las acciones de influencia en el plano político destinadas a cambiar el marco de relación entre los distintos actores sociales, tanto en el ámbito local como en el internacional (dimensión global).

    En ambos casos la tecnología juega un papel importantísimo, en el primer caso de la mano de acceso a servicios básicos y empoderamiento, y en el segundo por la dimensión global del consumo tecnológico y su vinculación a los Derechos Humanos (explotación laboral en la obtención de materias primas, por ejemplo). De esta manera, la tecnología está directamente relacionada con el modelo de desarrollo imperante, por ello es necesario orientarla hacia la promoción del desarrollo humano basada en valores y principios distintos a los que el modelo actual impone (hiperconsumismo,el capital antes que las personas, competitividad a todos los niveles, individualismo, etc.).

    ¿Y QUÉ PUEDO HACER YO?

    • Todas las personas somos usuarias de tecnología, y con ese uso podemos cambiar el mundo (al usar tecnología también hacemos política). Profundiza sobre el concepto de tecnología para el desarrollo humano para defender el hecho tecnológico incluyendo su componente ético-política. Aquí hay un repositorio donde se irá recopilando documentación sobre el tema ordenada según su complicación.
    • Defiende una educación en tecnología no basada en la parte más técnica, sino integral y con enfoque de desarrollo humano. Para empezar, que no resten horas a la asignatura de tecnología (como ocurre con la LOMCE) por una pretendida implantación “transversal” de los aspectos tecnológicos en otras materias, lo cual sólo es una manera de invisibilizar la parte más filosófica-ética de la misma, que se podía incluir en el curriculum de la asignatura, dándole más importancia a la parte más utilitarista (y neutral) de la tecnología. Hay distintas plataformas que defienden que se mantenga esta asignatura, como PEAPT.
    • Apoya y difunde campañas que visibilicen la tecnología como hecho integral que e puede facilitar un “buen vivir” para todas las personas (con especial atención a los grupos “sin voz”), como las de Electrónica Ética, Ciencia Libre, No a la investigación militar, acceso y buena gobernanza de servicios básicos como TIC (con la promoción del uso de software libre y hardware libre), agua, energía , soberanía alimentaria, tratamiento adecuado de resíduos, etc.
    • Participa en movimientos que defienden la soberanía tecnológica como un aspecto clave del “ejercicio de ciudadanía activa y responsable” y huyen de la interesada neutralidad tecnológica que se pretende imponer. Pueden ser desde algunos movimientos de hackers o makers, a asociaciones de desarrollo como Ingeniería Sin Fronteras o ambientalistas como Amigos de la Tierra o Ecologistas en Acción, o simplemente grupos que practican alguna modalidad de la filosofía DIY (do it yourself), desde manualidades a huertos urbanos.

  6. Activar/desactivar el touchpad del portátil

    diciembre 1, 2013 by sergio

    Harto me tenía!!! Nunca lo uso y sólo me servía para moverme el cursor de sitio en los momentos más inoportunos. Aquí lo explica de forma sencilla.


  7. Renta básica y libertad personal

    noviembre 4, 2013 by sergio

    La renta básica sigue pareciéndome un sistema atractivo, pero es un concepto todavía en permanente construcción y creo que cada persona que la defiende la entiende con unos matices distintos. Uno de ellos es la parte “comunitaria” de la renta básica que proponen en este artículo en Altermundo (que en vez de entregarse en mano iría a un fondo donde colectivamente se decidiera su uso). Yo creo que tiene que ser solamente una renta personal y que cada uno la gaste como quiera (si quiere hacer cooperativas o grupos de trabajo, o asociaciones, que las haga). Para la “solidaridad obligatoria” ya seguiría estando el estado (los impuestos se seguirían cobrando y deberían seguir sirviendo para asegurar el acceso a servicios básicos, de hecho de esos impuestos a la producción de empresas y personas se podría articular la renta básica, ojalá que en especial de empresas de economía social y PYMES, pero eso es otra historia).

    La libertad y derecho a elegir es una de las virtudes más “humanas” que conozco. Esto es algo que teóricamente defienden (y de lo que se quieren apropiar) los que se hacen llamar liberales. La diferencia más grande con ellos que tengo es el hecho de que creo que para que haya una libertad real hay que partir de una igualdad de oportunidades que no existe (y que por las dinámicas del mundo mundial tiende a diluirse, transformarse, concentrarse en determinados lugares, entidades o grupos sociales, con el consiguiente grado de sufrimiento para las personas más vulnerables que quedan fuera de esos “islotes de bienestar”). Por eso creo que el Estado “solidario” debe ser el mecanismo corrector para asegurar, si no ya una igualdad completa, sí un acceso mínimo a los servicios básicos y derechos humanos consensuados para una vida digna. Y eso el mercado no está en condiciones de darlo, por lo menos sin dejar fuera a muchas personas que, incluso aunque no generado “a sabiendas” (que a veces sí), sí es un efecto de darwinismo social que genera, por mucho que los liberales nieguen su darwinismo social como en la historieta de Carlos Rodríguez Braun en la revista Actualidad Económica número 2737.

    islotes


  8. DERECHOS HUMANOS, DESIGUALDAD Y RENTA BÁSICA

    octubre 16, 2013 by sergio

    Este año el Blog Action Day (¡por primera vez con versión de su web en castellano!) está dedicado a los Derechos Humanos.

    En España llevamos varios años con un deterioro en el acceso a los mismos, lo cual ya está teniendo reflejo en muchos de los datos e índices que los miden. Hay quien defiende que ese deterioro podría haber sido mayor (o que en el futuro se mantendría) si no fuera por las “medidas de austeridad” que se han venido aplicando. Otros dicen que han sido precisamente estas medidas las que han llevado al deterioro que, algunos, se empeñan todavía en negar; será que no ha descendido el acceso a servicios básicos, sólo se ha moderado su ascenso… (igual que los salarios en España según el Ministro de Hacienda). Un llamativo informe del Adjunto Primero del Defensor del Pueblo de España presentado en las Jornadas de Trabajo del Comité Europeo de Coordinación de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos también se hace eco del deterioro que han sufrido desde 2008.

    Lo que sí está claro es que en los últimos años se aprecia claramente un aumento de la desigualdad entre las personas más ricas y más pobres, medida por ejemplo con el conocido como índice de Gini, convirtiendo a España en el país más desigual de la eurozona (¡¡toma Marca España en toa la boca!!). Aquí se pueden ver también los datos de EuroStat (de 2012 aun no salieron los datos, pero creo que podemos adivinar hacia donde van…). La clase media desaparece y las personas más ricas acaparan cada vez más riqueza. Varios informes como este de INTERMON o este de Cáritas indican que cada vez más españoles están bajo el umbral de la pobreza y que en 2025 hasta un tercio de las personas pobres en Europa podrían estar en España si todo sigue así… Esta riqueza que empobrece es el lema de este año para la semana contra la pobreza que se organiza desde todas las coordinadoras de ONG para el Desarrollo (tanto las autonómicas como la estatal) con motivo del Día Contra la Pobreza (17 de octubre).

    Extraído del blog de economía El Captor

    Un sistema puede buscar el acceso a los derechos humanos de su población a partir de políticas que estimulen el crecimiento macroeconómico, apoyando a la gran banca o (sobre todo) a las grandes empresas multinacionales (Marca España, el aparato diplomático puesto al servicio de las grandes empresas para que exporten, etc.), con el argumento de que son las locomotoras que tirarán para que, a la postre, todo el mundo (mejor dicho, la gente de ese país) mejore su calidad de vida. Se trata de una lógica de competencia entre territorios y especialización en sectores. Pero mientras ese aumento repercute en las personas más vulnerables (y en época de crisis previsiblemente será más complicado que ese momento llegue dada la cantidad de factores que intervienen y, en cualquier caso, ya se está demostrando que, si llega, será bastante tarde, a la vista de los datos de paro e ingreso per cápita), hay sufrimiento, injusticias sociales, separación de familias (aunque hay quien dice que hay que estar orgullosos de que nuestrxs jóvenes vayan a trabajar afuera, que lo hacen por afan aventurero, y otros regalan maletas a los mejores expedientes…) y otros efectos indeseables.

    No me convence que que sean los más ricos los que se hagan cada vez más ricos esperando (sin prueba alguna) que luego mejore la calidad de vida del resto. Prefiero el concepto de “tenemos que salir todxs”, me parece más ético y que realmente defiende los derechos humanos de las personas por el hecho de existir (no tomándolos como una suerte de hormiguitas que hay que sacrificar para “salir de la crisis”). Una de las medidas a aplicar es las políticas de redistribución, que se han ido desmantelando con la excusa de la activación económica a las empresas que, en cualquier caso, han dejado de lado a las MIPYMES (verdadero motor de una economía moderna sostenible). Unas políticas económicas que tengan como efecto colateral un incremento galopante de la desigualdad sin que encima pueda garantizar una mejor calidad de vida posterior y un acceso digno a los derechos humanos y los servicios básicos (será para los que queden…, puro darwinismo social) son, simple y llanamente, inmorales. Y todo esto, sin haber hablado de otros derechos fundamentales que se han ido deteriorando en España como el derecho a la participación ciudadana (con un verdadero “robo de los espacios públicos” y una “criminalización de las expresiones ciudadanas) o a la información.

    Aprovecho para acabar hablando de un concepto que ya hace tiempo me interesa, la llamada renta básica. Llevo ya varios meses haciendo una serie de “encuestas de bar” a amigxs y conocidxs, contando de forma sencilla de qué va, para conocer su opinión. El argumento en contra más repetido es el de que habría mucha gente aprovechada, pero cuando piensan en sus propias motivaciones y en cómo podrían desarrollarlas sin tener que “convertirlas en dinero” inmediatamente, ese argumento pierde importancia frente al de que sería complicado ponerla en marcha. Pero para ponerlas en marcha ya hay gente y organizaciones con propuestas…


  9. Gotas de friqui-freskor: de cooperación al desarrollo, Fórmula 1 y Gran Hermano.

    agosto 13, 2013 by sergio

    En el recomendable informe de Oxfam “Time to listening”, muchas personas implicadas en cooperación al desarrollo hablan sobre mejoras en las actuaciones de las agencias internacionales y las organizaciones sin ánimo de lucro de cooperación al desarrollo, de forma que se logre “empoderar” a las personas más vulnerables en la lucha por sus derechos básicos. Vamos, lo tan mentado “ser protagonistas de su propio desarrollo”. Pero, si entretanto siguen las prácticas comerciales injustas (por asimétricas, donde uno de los lados tiene más poder de negociación), la poca democracia de las instituciones multilaterales (donde además instituciones como FMI o BM se permiten dar “recomendaciones” que en demasiadas ocasiones son dogma de fe), así como la “AOD envenenada”, lo único que se podrá seguir haciendo es poner parches y dar tranquilizantes, como hasta ahora (y ojo, nadie dice que los parches y los tranquilizantes no sean necesarios, pero son sólo eso, parches, no hacen que el orden injusto cambie…, y en ocasiones pueden servir para perpetuarlo o incluso legitimarlo).

    En el libro “Retirar la escalera”, se muestra como los países enriquecidos históricamente han practicado las políticas que ahora quieren evitar en sus excolonias y otros países emergentes, empleando para ello con una desvergüenza increíble a muchas de las instituciones multilaterales como FMI, BM, OMC y los famosos GX (G8, G20…). De esa manera, la parrilla de salida seguirá como hasta ahora, siendo estrecha, con unos pocos en primera línea y encima con los mejores coches. Esto, se pongan como se pongan los defensores de neoliberalismo y la globalización económica, es injusto porque crea sufrimiento a muchas personas (sin entrar en disquisiciones de si al final se equilibraría por si sólo dejando actuar al mercado, porque aun siendo así, no pueden negar los efectos devastadores que ha estado teniendo, tanto a nivel social como ambiental).

    Por eso, creo que la famosa coherencia de políticas debería ser un objetivo de cualquier organización de desarrollo, vigilar cómo y en qué se gasta el 99,3% restante de ese 0,7% tan peleado (y tan lejano), y qué políticas desarrolla el país en que nos tocó vivir respecto a la defensa de una sociedad global justa o, por lo menos, respecto a no “ponerles la pierna encima, para que no levanten cabeza”.

    GH

     


  10. De semillas agobiadas, plantas invasoras y otras hierbas para el cambio social…

    agosto 1, 2013 by sergio

    He sido padre por segunda vez. No sé por qué, esta vez me ha hecho ser más consciente de que el tiempo en que podía criticar el mundo que me estaban dejando “los mayores” había acabado. Ahora yo también estoy ahí, dejando un mundo (o al menos un país, que aunque no me gustan nadita estos conceptos de países y fronteras, no deja de ser una unidad de gestión a la que nos vemos constreñidos según el lugar donde hayamos nacido) a lxs niñxs de hoy que, desgraciadamente, no me parece que esté siendo mejor que el que yo disfruté, sino todo lo contrario. Y eso, a pesar de toda la vomitiva historia de Marca España que siguen empeñándose en vendernos.

    En fin, que uno trata de ir sembrando semillas de cambio con las pequeñas cosas del día a día (o al menos lo que pensamos que puede hacer que la cosa vaya mejor, como la economía social, banca ética, consumo local y responsable, educación creativa “anti-rodillo”, etc.). Pero, metiéndose en símiles forestales (si es que me pierden), por mucho que seamos cada vez más las personas que tratamos de sembrar esas semillas, no podrán crecer mientras las “plantas invasoras” que están ahí sigan aprovechándose de la luz, el suelo y el agua (una típica planta invasora que sufrimos en Galicia es la mimosa, a la que muchos, sin conocer sus efectos, alaban por su belleza…). Esas “plantas invasoras” son muchas, y algunas de ellas demasiado grandes y arraigadas como para erradicarlas con buenas palabras. No es casualidad que esto se publique hoy, con el circo de la comparecencia de Rajoy… No sé muy bien cual sería la manera de cambiar esto, pero seguro que un comienzo sería que alguna de esas plantas grandes fuera cayendo, y a mayores abrir algún claro eliminando hasta las más pequeñitas, a ver si las nuevas semillas pueden empezar a crecer tranquilas… Vamos, toda una lección de “silvicultura para el cambio social”.

    (FIN DE LA CITA)

    opresion